Zentoy Blog | La práctica tántrica de la masturbación sagrada y cómo tener un orgasmo cuando sea, donde sea
498
post-template-default,single,single-post,postid-498,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,hide_inital_sticky,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La práctica tántrica de la masturbación sagrada y cómo tener un orgasmo cuando sea, donde sea

Tantrica Orgasmos

La práctica tántrica de la masturbación sagrada y cómo tener un orgasmo cuando sea, donde sea

Los orgasmos son una parte importante del cuerpo, la mente, la energía y espíritu de cualquier persona. Si sientes vergüenza por los orgasmos o piensas que no tienen importancia, quisiera preguntarte por qué piensas eso. ¿Alguien te humilló por ello en tu niñez? ¡Debemos superar eso para poder liberarnos!

1. El elemento espiritual:

Los orgasmos son importantes espiritualmente porque pasan el énfasis de tu mente a tu cuerpo. Los orgasmos a veces son llamados «la pequeña muerte» porque en el momento del orgasmo pierdes tu ego, o la manera como normalmente te ves a ti misma apartada de la fuente.

2. El elemento mental:

Los orgasmos son importantes mentalmente porque te ponen en un estado de relajación y liberación. Los orgasmos llenan el cuerpo de hormonas de éxtasis como la serotonina y dopamina, además de la hormona del amor, la oxitocina. Todas estas hormonas de la felicidad son buenas para el cerebro y cuando se tratan como parte de una sexualidad sagrada, ayudan a generar más pensamientos positivos sobre ti misma y los demás, además de ayudar a proyectar confianza.

3. El elemento energético:

Los orgasmos son importantes espiritualmente porque el estado de orgasmo también es un estado de energía muy elevada, como una electricidad que pasa de tus genitales a tu columna vertebral y todo tu sistema nervioso. Eso es lo que te da ese resplandor «orgásmico» todo el día. Esto ocurre porque te cargas de energía desde adentro hacia afuera con tu chi, lo cual te hará ver llena de vida y atractiva, y atraerá a otras personas y experiencias positivas hacia ti.

Si tienes dificultad para experimentar orgasmos, no te preocupes, no eres la única.

Un tercio de las mujeres nunca ha experimentado un orgasmo.

Muchas mujeres piensan que los orgasmos no son necesarios, y no quiero presionarte o añadir una razón más para que te juzgues a ti misma. Recuerda, la clave es no juzgar. Una vez que aprendes a relajarte, los orgasmos llegarán de manera natural. E incluso si no experimentas un orgasmo de inmediato, empezarás a sentir más y más excitación, placer, y luego orgasmos enérgicos.

El sexo es sagrado. Es crucial aceptar todas nuestras facetas para despertar nuestro máximo potencial.

Cultivar una práctica de masturbación saludable te ayudará a tener más energía, conectar tu sexualidad con tu conciencia, entender tu cuerpo mejor para que puedas decirle a tu pareja cómo complacerte, y dejar atrás la vergüenza y energía negativa que puede estar bloqueándote.

Primero, hay que librarnos de la vergüenza. ¿Con qué postura te criaron en lo referente a la masturbación? ¿Te enseñaron que era algo saludable y natural o que era algo de lo que debías avergonzarte?

A las mujeres se les ha enseñado a suprimir y reprimir su poder sexual por siglos. Muchas de esas antiguas creencias limitantes todavía son lecciones negativas que escuchamos constantemente en nuestras mentes. Para la mujer, la vergüenza sexual se suele manifestar como vergüenza corporal, baja autoestima y sensaciones de inseguridad.

Los hombres también crecen con mucha vergüenza por sus deseos sexuales y se les enseña que la masturbación es algo que debe ocultarse.

Al igual que las mujeres necesitan sanación sexual, los hombres necesitan sanación sexual por las creencias sexuales limitantes que se les enseñan desde una edad temprana. El paso necesario para dejar atrás la vergüenza es darse cuenta de cuál es su causa y constantemente desafiar los límites para expandirse y crecer.

La antigua técnica del ordeñado tántrico:

Es un antiguo secreto tántrico femenino, en otras palabras es hacer un ejercicio Kegel directo en el pene, lo que te dará más control sobre tu placer y el de él.

Pero primero debes aprender a ejercitar estos músculos tú sola, al igual que cuando se levantan pesas. Debes desarrollar estos músculos. Después de dar a luz, esto ayudará a tonificar y endurecer tu vagina y suelo pélvico.

Ordeñar activa un interruptor muy importante: tu kundalini en la cerradura de la raíz. Una vez que abres tu kundalini sexual, siempre se mantendrá abierto y te dará vitalidad, la fuente de la juventud y un éxtasis más profundo. Esos son solo algunos de sus beneficios:

1. Orgasmos múltiples y mejores

Practicar la técnica del ordeñado activa directamente los músculos que permiten orgasmos múltiples y más fuertes. Mientras más control tengas sobre estos músculos, más control tendrás sobre tu propio placer.

2. Protege órganos vitales durante y después del parto

Los músculos empleados al ordeñar mantienen la vejiga, útero e intestinos en su lugar. Creo que todos estamos de acuerdo en que no queremos que estos órganos se muevan de su lugar. La técnica de ordeñado también ayuda a mantener la ubicación de estos órganos vitales. Esta es la principal razón por la que este ejercicio se receta para mujeres en la última etapa del embarazo y para las primeras semanas después de dar a luz.

El parto y la maternidad naturalmente mueven las entrañas de la mujer de manera significativa, sin mencionar el esfuerzo que el parto le causa a la vagina. Una rutina de ordeñado ayudará a devolver todo a la normalidad.

3. Previene la incontinencia urinaria

La técnica de ordeñado puede ayudar a controlar efectivamente la incontinencia urinaria. Si mantienes tus músculos en forma con esta técnica, es menos probable que sufras este problema cuando envejezcas. Circunstancias inesperadas como un estornudo repentino o un ataque de risa pueden activar la incontinencia urinaria. Tener músculos vaginales bien tonificados puede prevenir que ocurran estos problemas. 

Cómo se logra:

  1. Aprende a apretar los músculos vaginales en tres secciones hasta que sientas presión en el cuello uterino (cuando tu kundalini se estimula es como un sonido de campanas) y a retener esa energía orgásmica.
  2. Visualiza la energía como una serpiente que trepa por tu columna hasta la parte superior de tu cabeza.
  3. Visualiza la serpiente uniéndose con su pareja en tu corona y ambas serpientes regresando unidas a la parte inferior de tu columna.

Esto abre todos tus chakra y durante el día te dan un brillante resplandor y más energía de la que pudieras haber imaginado. A continuación mencionamos un conjunto de ejercicios más específicos que puedes practicar para fortalecer tus músculos pélvicos y vaginales de manera rápida y fácil.

Ejercicios de fuerza vaginal

Cómo se hacen: Flexiona tu músculo pubococcígeo o PC (músculos anales y vaginales) como si estuvieras aspirando tu vagina y ano hacia dentro tu cuerpo. Mantén esa flexión, y luego suelta y relaja tus músculos.

  1. Flexión rápida: flexiona tu músculo PC tan fuerte como puedas, mantenlo así por 2 segundos, y luego relaja el músculo por completo. Esa es una repetición. Espera 1 segundo entre repeticiones.
  2. Flexión lenta: flexiona lentamente tu músculo PC tan fuerte como puedas, mantenlo así por 15 segundos, y luego relájalo lentamente, por completo. Esa es una repetición. Espera 5 segundos entre repeticiones.
  3. Flexión fuerte: flexiona lentamente tu músculo PC tan fuerte como puedas, mantenlo así por tanto tiempo como puedas máximo hasta 60 segundos, luego relájalo. Esa es una repetición. Espera 30 segundos entre repeticiones.
  4. Expulsión: este ejercicio te ayudará a desarrollar la capacidad de eyacular y expulsar la eyaculación de tu cuerpo. En este ejercicio, pujarás lentamente con tus músculos vaginales como si trataras de expulsar un objeto de tu vagina, mantente así de 5 a 10 segundos, luego lentamente relaja tus músculos hasta que estén completamente relajados. Esa es una repetición. Espera 5 segundos entre repeticiones.

Programa de ejercicios diarios para fortalecer la vagina:

  1. Flexión rápida: 1 set de 20 a 100 repeticiones (añade 10 repeticiones por semana). Añade 1 set cada 2 semanas. Sigue hasta llegar a 4 sets por día.
  2. Flexión lenta: 1 set de 10 a 25 repeticiones (añade 3 repeticiones por semana). Añade 1 set cada 2 semanas. Sigue hasta llegar a 4 sets por día.
  3. Flexión fuerte: 1 set de 10 repeticiones (añade 1 repetición por semana). Añade 1 set cada 2 semanas. Sigue hasta llegar a 4 sets por día.
  4. Expulsión: 1 set de 10 a 25 repeticiones (añade 3 repeticiones por semana). Añade 1 set cada 2 semanas. Sigue hasta llegar a 4 sets por día.